Reseña "La chica de las mariposas" de Javier Martínez Bañuls


La tercera reseña de este blog está dedicada a “La chica de las mariposas” de Javier Martínez Bañuls. 

Desde un principio, este libro me llamó mucho la atención por su sinopsis. Parecía tener toques de romanticismo, pero sin ser algo puramente de relaciones amorosas. Por la portada y la sinopsis, se notaba que no iba a ser una historia de amor como otra cualquiera, y así fue.

La vida no es de color de rosas y Javier lo representa muy bien en esta novela que se sale de las típicas relaciones y nos muestra una realidad cruda. 

Es una novela que no te dejará indiferente si le das una oportunidad y yo me alegro mucho de habérsela dado porque nunca olvidaré todo lo que me hizo sentir.

¿Recomiendo leerlo? Definitivamente sí, aunque tendrás que tener en cuenta lo que he dicho anteriormente. No es un cuento de hadas donde todos terminan siendo felices y comiendo perdices.

 

 


 

FICHA TÉCNICA:

 

Sinopsis:

Vic se muda a Madrid dispuesto a ser feliz haciendo lo que realmente le gusta, el único modo en el que cree que se debe vivir. Ara coge cada noche su guitarra y canta sus canciones de concierto en concierto; la música lo es todo para ella y solo se entiende a sí misma cuando suenan unos acordes. De Logroño o de su pasado, ambos buscan huir. La vida puede ser un ascenso infinito y una caída libre, dos personas que conectan sin querer o un remedio inesperado a lo inevitable. La vida puede ser un “para siempre” o solamente “1996”.

 Extensión:

365 páginas

 Fecha de publicación:

Junio de 2019

 Editorial:

Roomie Ediciones

 Sobre el autor:

Javier Martínez Bañuls nació en Beniarbeig (Alicante) en 1991. La chica de las mariposas es su primera novela publicada y combina sus dos mayores pasiones: la literatura y la música.

 

OPINIÓN PERSONAL:

 

Maquetación:

   El buen gusto de la editorial se nota en cada página. Como anteriormente nos pasó con La sonrisa de Charlotte, La chica de las mariposas tiene unos detalles sumamente cuidados que no dejarán indiferente a nadie. La ilustración de portada de Marina Speer nos da una idea de cómo es la protagonista de esta historia, alguien encerrado en su mundo que no deja que nadie se acerque demasiado.

  El hecho de que cada mes esté separado por una hoja completamente en negro con tan solo el nombre del mes en blanco me parece una forma perfecta de, digamos, cerrar un capítulo e ir a otro. Ha sido una decisión magnífica separarlos de esta forma.

  Otra cosa relacionada con la maquetación que me ha llamado la atención es su Aviso de contenido. Te explican brevemente que se tratan temas delicados durante la novela y me parece algo imprescindible aunque sí que me hubiese gustado más que pusieran exactamente los temas que se tratan, como por ejemplo la depresión y el suicidio.

 

Mi opinión personal:

   En general, es un libro que me ha encantado. Literalmente me lo empecé una noche y al mediodía siguiente ya lo había terminado. Me impresionó tanto que nada más terminarlo, hablé al autor por Twitter para darle mis felicitaciones por lo que había escrito.

   Respecto a los personajes, están tan bien descritos que empatizas plenamente con ellos. Cuando tenían un problema, yo lo sentía en mis carnes. De hecho hubo un momento del libro que me afectó bastante y no podía dejar de llorar. Creo que es esa cercanía con los personajes y sus pensamientos lo que hace que este libro enganche tanto.

   Me encanta el hecho de que todos los capítulos comiencen con las mismas palabras: “De cómo…” Si a mí se me hace difícil ponerle nombre a un relato, no me imagino lo que sería titular cada capítulo. La extensión de cada uno ha sido muy buena, ni cortos ni largos.

    La trama me ha parecido muy buena, trata temas cotidianos que nos pueden pasar a cualquiera desde dos puntos de vista: uno más pesimista y otro más optimista.

   El hecho de que tenga una playlist me ha parecido algo muy original que hasta yo tengo pensado para alguno de mis proyectos. Se nota cuando alguien es virtuoso y le gusta combinar ambas de sus pasiones. La música acompaña muy bien a la novela y ayuda a marcar el ritmo, nunca mejor dicho.

   Los Post-its. ya sabéis que uso los post-its para resaltar frases que me marcan por cómo están escritas o por lo que significan, tanto para mí como para la historia en sí. En esta novela he utilizado un total de nada más y nada menos que 10 post-its para marcar este tipo de frases que me han llamado la atención.


  

LO MEJOR:

   ¿Es un libro duro? Pues sí, pero al final la vida misma es así. No todo puede ser bonito y fácil. Nos encontramos situaciones que no podemos manejar porque nos superan y creo que esta novela lo refleja muy muy bien.

    Sin duda alguna lo mejor de todo ha sido que gracias a cómo escribe Javier, me he podido meter en la piel de los personajes y sentir lo que sentían en cada momento.

    Su novela me ha encantado y estoy deseando volver a leer algo suyo.

 

Gracias Javier por ponerle tanto mimo y cariño. Por supuesto, también a la editorial por hacer que esta novela sea como es.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Dionisio

El primer paseo

Reseña "Gazania" de Sofía Parra